Preloader image
Maria gets the best part

María se lleva la mejor parte

En casa de Marta y María

Lucas 10

38 Mientras iba de camino con sus discípulos, Jesús entró en una aldea, y una mujer llamada Marta lo recibió en su casa. 39 Tenía ella una hermana llamada María que, sentada a los pies del Señor, escuchaba lo que él decía. 40 Marta, por su parte, se sentía abrumada porque tenía mucho que hacer. Así que se acercó a él y le dijo:

—Señor, ¿no te importa que mi hermana me haya dejado sirviendo sola? ¡Dile que me ayude!

41 —Marta, Marta —le contestó Jesús—, estás inquieta y preocupada por muchas cosas, 42 pero solo una es necesaria.[g] María ha escogido la mejor, y nadie se la quitará.

Meditación personal:

Jesús hace tiempo ya que te abrí la puerta de mi vida te invité a entrar y por supuesto, no te negaste, sin embargo yo continué ocupado con mis quehaceres te dejé sentado en la sala; de vez en cuando te ofrezco un café, agua o un jugo y continuó haciendo mi trabajo atendiendo mi familia, mis proyectos, etc. Hasta logro sacar tiempo para ver televisión y tú sigues allí sentado esperando.

Si fueras otra persona ya te habrías ido con la promesa de nunca más volver; gracias por esperarme, aquí estoy, me siento tus pies, quiero escucharte, quiero que tu palabra haga su trabajo en mi vida, perdóname por no atenderte, no hay excusa válida.

Abre mis oídos, dispongo mi corazón y me siento a tus pies; con tu espera ya me has demostrado tu inmenso amor por mi vida, Tú hablas sin palabras y cuando usas palabras estás van directo al corazón.

Que a partir de hoy no pase un momento en el que te deje sólo con la palabra en la boca.

Gracias.

No Comments

Post a Comment